Contacta con nosotros:
Si tienes alguna, duda o quieres colaborar con nosotros no dudes en rellenar nuestro formulario de contacto. Te responderemos lo más rápidamente posible

Síguenos:
Top

Blog

Carlos y Pol, Pol y Carlos

Hablar de Carlos y Pol es sinónimo de hablar del Unión Campestre. Llevan tantos años al pie del cañón con el club, que no podríamos entenderlo sin ellos.

Carlos y Pol Unión CampestreEs bastante probable que sean los primeros en recibirte nada más llegar al campo de O Redondo, puesto que procuran ir con antelación para abrir el campo, el almacén, los vestuarios o poner el riego para que cuando lleguen los jugadores/as y los entrenadores/as, esté todo preparado para la acción. 

Los días de entrenamiento suelen recibir las visitas de los niños/as (y no tan niños/as…) pidiéndoles cosas: “Pol, ¿me das un agua?”, “Carlos, ¿a qué vestuario vamos?” y un sinfín de preguntas más. Los días de partido se suman peticiones del tipo “Carlos, me olvidé las espinilleras para jugar, ¿habrá unas por ahí?”, “Pol, ¿puedo coger unas sudaderas para el banquillo?”. Son multitud las peticiones que atienden a lo largo de una sola tarde o jornada… pero lo más importante, las atienden ¡todas! Eso sí, entre unas y otras aprovechan para arreglar esto o aquello.

Pol y Carlos, además, se encargan de mantener ordenada la ropa del despacho (petos, sudaderas, pantalones, medias…) y de la lavandería. ¿O pensabais que los petos se lavan y colocan solos en las cestas?. También suelen tener toda la información de objetos perdidos. Es probable que si Carlos o Pol no sepan de qué les estás hablando, es porque no ha aparecido nada en los vestuarios o en el campo. 

El día de la celebración del 110 aniversario del club, recibieron su más que merecido homenaje (así podéis apreciarlo en la foto de este post). Pero queremos aprovechar estas líneas para continuar resaltando su magnífica labor, porque muchas veces parece que las cosas se hacen solas, pero no es así. 

Son Carlos y Pol, Pol y Carlos.